HISTORIAS DE UN TREN

Despierta la vetusta ciudad con la promesa de un nuevo día…

El sol asoma con fuerza y el abarrotado andén espera una vez más las idas y venidas de los desvencijados trenes que acogen, en sus raídas entrañas, a sus singulares viajeros…

Los humildes pasillos y recovecos de los vagones, atestados de pasajeros, se convierten así en testigos de las más curiosas historias, momentos y vivencias…

Cada ventana nos muestra una escena diferente y única, adornada con profundas miradas, infinitas tristezas, inocentes sonrisas, recónditos pensamientos…

Son emociones en su versión más pura… gozo, soledad, alegría, tristeza y vida al mismo tiempo…

Mucha vida…

Son, simplemente…

Historias de un Tren…

error: Contenido Protegido...